Serigrafía vs Policromía

Serigrafía vs Policromía: ¿Cuál es la mejor opción para personalizar el packaging de tu producto?

El momento en el que decides personalizar el packaging de tu producto con un diseño, la elección entre el tipo y la calidad de impresión que utilizaras es crucial.

Existen varios métodos que ofrecen resultados impresionantes, en este artículo hablaremos de dos de los más utilizados serigrafía y policromía ambos tienen diferencias muy significativas que vale la pena conocer.

  • Serigrafía: Elegancia en Simplicidad
Macro de logo impreso a una tinta en serigrafia sobre cambrel

La serigrafía es un proceso de impresión que utiliza una malla para transferir tinta a una superficie, dejando áreas bloqueadas para crear diseños nítidos y detallados. Esta técnica es conocida por su versatilidad y la capacidad de imprimir en una variedad de materiales, incluyendo cartón, plástico y en nuestro caso cambrel o tela ecológica. El acabado de la serigrafía es excepcionalmente duradero y resistente a la decoloración, lo que lo convierte en una opción ideal para productos que requieren un empaque resistente y de larga duración.

Además, la serigrafía permite utilizar tintas especiales, como metálicas o fluorescentes, para crear efectos visuales únicos que resaltan captan la atención del consumidor. Esta técnica es perfecta para imágenes vectoriales como logos, textos y para marcas que buscan transmitir una imagen de calidad y exclusividad a través de su packaging.

  • Policromía: Versatilidad en Color y Detalle
Macro de fotografía impresa con policromía sobre cambrel

La policromía, también conocida como impresión en cuatro colores, CMYK o full color, es un proceso que utiliza combinaciones de cian, magenta, amarillo y negro para crear una amplia gama de colores y tonos. Esta técnica es ideal para imágenes complejas y detalladas, ya que permite reproducir fotografías, ilustraciones y gráficos con una precisión excepcional.

El packaging impreso en policromía es vibrante y llamativo, con colores saturados y una claridad impresionante. Esta técnica es perfecta para productos que requieren un diseño visualmente impactante, como cosméticos, alimentos gourmet, productos premium y también de consumo masivo.

¿Cuál es la mejor opción?

La elección entre serigrafía y policromía depende de varios factores, incluyendo el tipo de producto, el público objetivo, la cantidad a imprimir y el presupuesto disponible. Para productos que requieren un empaque resistente y duradero, la serigrafía puede ser una opción ideal. Por otro lado, si tu objetivo es crear un diseño visualmente impactante que se destaque entre tus competidores, la policromía es la mejor opción.

Lo más importante de esta etapa, es lograr trabajar con un equipo de especialistas que comprendan bien tus necesidades y objetivos, y que puedan asesorarte con la mejor opción en función del uso que le vas a dar al producto. Ya sea que elijas serigrafía o policromía, con Bolsa Vida el packaging de tu producto será una potente herramienta de calidad que te permitirá enamorar a los clientes de tu marca, generar presencia y recordación de la misma con la reutilización del packaging y sobre todo diferenciarte de la competencia.